Carmen nació en Guatemala y desde niña la danza fue su vocación  irrenunciable.   El baile, la música,  la palabra hecha canción, chiste, cuento o poesía ; la fiesta, la reunión entre amigos gratuita y solidaria, son cosas que aprendió con sus padres de los que seguramente heredó el amor y el respeto a la vida. A los nueve años cruzó la puerta de la escuela nacional de danza y ahí se quedó durante más de 15 años, primero en la escuela,  después en la Compañía Nacional,  el Ballet Guatemala.  

La posibilidad de una expresión propia mas allá de los códigos del ballet, fue llegando gracias a la ética y al compromiso de artistas que fueron claves para su quehacer, maestros que además de técnicas le transmitieron confianza, ejemplo, aliento para encontrar su camino.

En 1977 Carmen participa en la fundación de Teatro Vivo, grupo de  jóvenes actores y bailarines  que se proponen la búsqueda de una expresión artística consecuente  con sus raíces, para  intentar comprender la injusticia que los rodea. Para Carmen esto significa la posibilidad de conectar  corazón y cabeza ; cuerpo y espíritu,  conciencia personal y colectiva, desarrollo individual y participación social. 

Se acaban los 70,  renuncia al Ballet Guatemala paradedicarse completamente al desarrollo de Teatro Vivo: Creaciones colectivas inspiradas en la realidad guatemalteca, representaciones y talleres en escuelas, barrios populares, sindicatos etc. Participa en  la ocupación del "Espacio Cultural La Galera", un intento de compartir alternativas y  proyectos entre  gente de teatro, músicos, escritores, pintores y otros soñadores valientes y marginales.   

Comienzan los años 80, la efervescencia social es grande, la represión cada vez más violenta y como tantos miles de guatemaltecos, Carmen tiene que salir al exilio.

Con Teatro Vivo  comienza  una larga itinerancia  que la llevará por América Latina EEUU Canada y Europa. Es también el comienzo de un recorrido artístico que se nutre de culturas, de encuentros, de solidaridad y amistades, aunque la herida del exilio nunca se cierre completamente.

En 1994 Carmen se instala en Ariège;  Ahí desarrolla numerosos proyectos, creaciones originales, sola o con otros artistas, cursos y talleres de teatro, de expresión corporal etc.

Desde 1998 realiza proyectos pedagógicos de danza y de teatro en escuelas primarias y secundarias. Desde el 2006 anima y coordina el taller de teatro-danza del grupo de mujeres “regards de femmes”   para la creación de espectáculos alrededor del tema de los derechos de la mujer.

En el 2010 crea con el músico argentino  Gabriel Jordan la compañía «CIMI' Mondes». Su trabajo elogia la diferencia, crea lazos entre las personas y puentes entre las culturas. Sus espectáculos se nutren de  cuentos, de mitos, de músicas escondidas en las raíces afroamerindias del continente americano.

Guatemala ocupa siempre un lugar importante en su corazón y su cabeza.  Con el colectivo Guatemala, organiza en Ariège, encuentros y actividades para dar a conocer la lucha de los guatemaltecos por la defensa de la madre tierra. Carmen sueña siempre con ir a Guatemala y a América Latina para  presentar sus últimas creaciones. 

 

 

Retour